viernes, 16 de noviembre de 2012

Club Bilderberg

Para darse más clara cuenta de la "democracia" que impera en el mundo actual, volvamos a la ya citada superorganización masónica Club Bilderberg fundada en 1954 en el hotel de su mismo nombre en la localidad holandesa de Oosterbeck. Entre sus principales miembros aparecen, como era de esperarse, los Rothschild, los Rockefeller, los Carnegie, los Warburg, los Lazard, George Soros y naturalmente los de la banca Kuhn, Loeb & Co, entre muchos .
En esos conciliábulos pueden encontrarse, desde jefes de Estado, políticos, directores de multinacionales, de bancos, ministros y por supuesto, están también representados el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial de Comercio, los principales medios de información y hasta dirigentes militares de alto rango.
American Free Press publicó en junio de 2002, que en la última reunión del Club Bilderberg se había decidido retrasar el ataque a Iraq (Saddam Hussein) hasta marzo de 2003. Estos son sólo algunos de los casos que se filtraron.
Según uno de los más prominentes bilderberger, David Rockefeller, el más íntimo deseo de sus miembros es configurar una soberanía supranacional de la élite intelectual y los bancos mundiales, que es seguramente preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados.
Prensa, radio, televisión, la red, teatro, cinematógrafo, espectáculos de masas, libros, escuelas y universidades, y en fin, todas las herramientas bajo su control, son empleados para llevar su cometido a la práctica.
La eminencia gris del Club Bilderberg, o el principal de los Old Boys (como los llaman internamente), el nonagenario David Rockefeller pronunció la lapidaria frase: Estamos al comienzo de un cambio radical. Todo lo que necesitamos es una verdadera gran crisis, entonces las naciones aceptarán el nuevo orden mundial. 
Para entender cómo la Barrick Gold Corporation es capaz de apropiarse del oro en todo el mundo con plena impunidad, es necesario conocer la red de influencias y corrupción que ha construido. Ésta le permite articular sus negocios y pasar a llevar la autodeterminación y soberanía de las naciones. Peter Munk, jefe de #BarrickGold es  socio y protector del traficante de armas Adnan Kassoghi, conocido por su participación en el escándalo conocido como Irán-Contras que estuvo por costarle la presidencia a Ronald Reagan.

Confirmando que su veto a la ley de glaciares fue #intereses la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió al Ceo de la minera canadiense, Peter Munk.

Se dice también que Peter Munk es compañero de ski del Príncipe Charles y miembro del Club 1001, una exclusiva cofradía masónica-illuminati, dedicada a coordinar a organizaciones ecologistas de fachada como Greenpeace, World Wide for Nature (WWF) y Goldsmith Ecologist. Lo fundaron el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo de Inglaterra y el príncipe Bernardo de Holanda -inspirador del Club Bilderberg junto a los banqueros Rockefeller y Rotschild.

El príncipe Felipe es el líder de la WWF, una organización para el saqueo de los recursos naturales disfrazada de ambientalista y dedicada a la distribución de fondos globalizados, ocultos en carpetas de proteccionismo ambiental.

Finalmente, cabe señalar que Barrick, Teletón, Un Techo para Chile y América Solidaria trabajan en conjunto bajo el sello del Compromiso Atacama, una alianza inédita para tratar de revertir comunicacionalmente los efectos en la ciudadanía por el desastre ambiental y el repudio constante de los habitantes en el Valle del Huasco. Todo un ejemplo de cómo una mafia internacional trabaja en nuestro país y en el mundo.



http://www.revistavanityfair.es/articulos/el-club-bilderberg/16598
link: http://www.youtube.com/watch?v=VoGnkqyBi0o&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=R90lod0xIdc&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=ru71aSygXOk&feature=fvsr